20110620

La noche boca arriba.

with 8 amiguetes que comentan.
Ésta es una lectura pedida y negada, en estos tiempos que corren. "La noche boca arriba" es un gran relato, pero aunque me lo pida, ahora no pienso leérselo en voz alta. No es el momento. Y no lo es porque en algún momento se ha sentido igual que el protagonista, lo cual es terrible, y no me da la gana ayudar a revivir la parte espantosa ¿Para qué?. Busco lecturas breves, ligeras y que hagan sonreir, y éste relato es el menos indicado.

Y sin embargo, no se puede no leer. Contaba Pedro Mairal en una charla en Madrid, que equivocó la carrera (creo que estudiaba medicina) y mientras decidía qué hacer con su existencia se refugió en la cafetería de la facultad y leyó los cuentos de Cortázar de dos maneras:


- La primera: Para disfrutarlo.
- La segunda: Buscando ver cómo hacía el cabrónido para lograr noquear al lector de esa manera. Estudiándolo todo al milímetro y buscando sus tácticas, sus maneras, para enfrentar un relato. Supongo que es una forma de leer a Cortázar casi obligada para todo aprendiz de cuentista. Ya lo haré algún día.


"La noche boca arriba" fue el primer relato de Cortázar que yo leí, y me dejó tan fuera de juego que ya no lo superó ninguno, aunque seguí leyendo. Hoy lo he buscado y me lo llevaré impreso al hospital porque me lo ha pedido, pero creo que no voy a ser capaz de leerlo, así que diría que no saldrá de mi bolso.
A todos los demás os lo recomiendo, aunque supongo que lo habréis leído más de una vez.


8 amiguetes que comentan.:

  1. blue dijo...

    Lo voy a imprimir y me lo leo. Me has dejado intrigada jijiji

    Y esta claro, si no te sientes preparada para leerlo (y encima en voz alta - que parece que las cosas no son reales hasta que no se oyen esas palabras, ese sonido emitido por esas cuerdas vocales... ¬¬), no lo leas.

    Si no lo lees, al salir del hospital, quema el relato. Quizas si desaparecen las palabras, si se carbonizan, dejen de ser reales...

  2. Elysa dijo...

    Sí, creo que no es buen momento. Como tú bien dices lo es para lecturas breves y sobre todo ligeras.

    Besitos

  3. Pedro Sánchez Negreira dijo...

    Pues yo me he quedado sin saber que decirte, aunque supongo que si tu no sientes que puedes, lo mejor es que no lo hagas. Supongo que llevarás más. ¿Por qué no cualquiera de los de Bestiario?

    Un beso y ánimo.

  4. Zaraceno dijo...

    María.
    Que suene la campana, que comience el movimiento, y es que la lectura se mueve y nos mueve. A veces la mecánica es simple: alguien lee un buen cuento y le avisa a otro de su experiencia, este otro lo recomienda a un tercero con la firme convicción que éste hará lo propio sumando así a este movimiento, es como estar en el centro del cuadrilatero. Sin embargo, no siempre se coincide, cuestión de gustos, no sé. Pero con este autor estoy de acuerdo contigo. “La noche boca arriba” es por mucho uno de mis cuentos favoritos de Julio Cortázar. Pongo la guardia en alto y sigo…
    En una entrevista William Faulkner dijo “que el escritor que esté interesado en la técnica, mejor que se dedique a ser cirujano o albañil” así que me parece una buena idea leer y releer a estos cabrónidos escritores en busca de ese “algo” con el que nos aplican ese knock-out. Al menos a mí, me noquean desde el principio del primer round.
    Espero que pronto las cosas mejoren.
    Saludos.

  5. L.P dijo...

    María a mí me costó entender ese relato, lo leí en pantalla y no es lo mismo, aunque parezca que sí.

    Tú mejor que nadie sabes lo que se puede y lo que no.

    Muchos abrazos apretujaos y dobles.
    L;)

  6. Pedro Sánchez Negreira dijo...

    Ayer me quedé pensando en tu post y en las lecturas que buscas para estos días y me vino a la mente - como un chispazo - mi descubrimiento más reciente. ¿Por que no Sergi Pamies? No es Cortazar, pero cumple con la premisa que exponías. Breve, ligero y que haga sonreir. Además, que lo puedes leer en las dos lenguas.

    No se, cosas que vienen a la cabeza cuando las penas de los amigos siguen ahí, ejecutándose en segundo plano detrás de lo que nos va ocupando el día.

    Petons,

  7. Una que yo me sé dijo...

    Gracias a todos, chicos.

    Pedro, Sergi Pàmies es una gran idea. A mi me gustó mucho el de "Si te comes un limón..." y me han dicho que el último está muy bien. Ella es más de novela, el relato no le va en general (sólo los de Cortázar y los míos XDDDDD), lo que ocurre es que su experiencia en UCI le hace pensar en "La noche boca arriba" y me pide que se lo lea.

    Hoy compré dos de Amèlie Nothomb y dos de John Fante, que tienen ambos un humor curioso. Yo me compré el único que no he leído de Menéndez Salmón, que no tiene humor ninguno pero me gusta mucho.

    Besos y abrazos a repartir.

  8. L.P dijo...

    María Fante es buenísimo, con ese humor caústico, leí uno hace poco de un padre y un hijo y lo que me pude reir, XDXDXD.
    Y Menéndez Salmón es muy original, a mí me queda por leer Derrumbe, y lo tenemos programado con el club de lectura.
    Tu madre está guapísima y muy joven en los dibus, la señora C. muy conseguida.

    Muchos abrazos pa ti y pa tu madre, me alegra que recobre el el humor, da igual del que sea. Estoy de acuerdo en que la comida de los hospitales está de aquella manera, aún sin levantar la tapa.

De todo un poco:

11M 11S A dos metros bajo tierra Abril Rojo Ácido sulfúrico Adrián Lastra alambre Albert Camus Álex de la Iglesia Alta Fidelidad Amélie Nothomb Amor Amy Adams Amy Winehouse Annette Bening Antonio de la Torre Ardiente secreto Arrós Covat Balada triste de trompeta Basado en hechos reales Begginers Beirut Belén Esteban Best-seller Bestiario Billy Idol C3p-WEBO Cajón desastre Cerezos en flor Chirbes Christian Bale cine argentino Cisne negro Cómic Concursos Conversaciones con mi jardinero Crazy Heart cumpleaños Daniel Sánchez Arévalo Darren Aronofsky David O. Russell David Safier David Trueba Dejad de quererme DEP Derrumbe Desorden moral destino dibujines Diseño divagar editorial Península ejercicios El año del desierto El corazón de las tinieblas El corrector El cuarteto de Alejandría El discurso del rey El extranjero El gran Lebowski El hombre de al lado El rey pescador Elvira Lindo En el estanque dorado ensayo esculturas Estupor y temblores Eudora Welty Eventos Ewan McGregor Fahrenheit 451 Fatih Akin Félix Fdez. de Castro Feos atractivos Gabriel García Márquez Gastón Duprat Gerard Depardieu Giorgos Lanthimos Gorazde Zona Protegida Gritar Guerra Bosnia Hachi-ko Hellblazer Hermanos Coen Historias de hospital Hotel Almirante Ian McEwan Iciar Bollaín ilusión J.M.Coetzee James Gray Japón Jaume Balagueró Javier Gurruchaga Javier Tomeo Jay Smith Jean Becker Jeff Bridges Joaquín Phoenix Joe Sacco John Cleese John Cusack John Irving José Luis Cuerda José Saramago Joseph Conrad Juan José Millás Juanjo Sáez Julianne Moore Julio Cortázar Ken Loach Kevin Kline kindle La noche boca arriba La ofensa Lars Von Trier Las alas de la vida Laura y Julio Lawrence Durrell Le Corbusier Les Luthiers Lisa Cholodenko Literatura Lo bueno si breve 2 veces bueno Lo que me queda por vivir Los chicos están bien Los enemigos Luis Tosar magia Maldito karma Margaret Atwood Mariano Cohn Mario Vargas Llosa Mark Ruffalo Mark Wahlberg Marta Rivera de la Cruz Martin Provost Más allá de la vida Melissa Leo Meryl Streep Michael Palin Microrrelato Midnight in Paris Miguel Gallardo Miguel Roig Mis tardes con Margueritte Monty Python Mostar Murakami Música Nabokov Nantes Natalie Portman Neil Gaiman Neologismos Ni de Eva ni de Adán Nick Hornby no sucedió Nobel Nouvelle Vague novela Ohran Pamuk Óscar Wilde Óscars 2011 Pà negre Paolo Giordano pastel de puerros Pastoral americana Paul Auster Pedro Mairal Películas Philip Roth Primos Próxima estación Pudor Que veinte años no es nada Quim Gutiérrez Raúl Arévalo Ray Bradbury realismo mágico REC Recetas recomendaciones Relatos retratos Ricardo Menéndez Salmón Roberto Bolaño robótica Rojo y negro Salvatierra Santiago Roncagliolo Sarajevo Scott Cooper series Seu Jorge Situación hipotética Sophie's choice stands Star Wars Stefan Zweig Stendhal Stephen Frears Stephen King También la lluvia Tan cerca de la vida Terry Gilliam The artist The descendents The fighter The help The Rip Tide tontunas Trabajo Truman Capote versiones vídeos Vincent Cassel Winter's Bone Woody Allen Yolande Moreau

^.^