20100930

“Leviatán”, de Paul Auster.

with 1 amiguetes que comentan.
leviatan_web
Parto de la base de que ya Auster no me gustó tras leer "El libro de las ilusiones", pero también de que sí me encantó ver "Smoke" y "Blue in the face", y leer el relato que pone el broche de oro a la película ("El cuento de Navidad de Auggie Wren"). O sea, que muy claro no lo tenía, ni lo tengo.

"Leviatán" no me convence, y no me convence porque no me lo creo. La historia empieza muy bien, crea muchísima expectación en apenas tres páginas y en ese sentido Auster me parece muy hábil y diría que es un muy buen comienzo. En éste inicio un narrador en primera persona nos cuenta una noticia que se ha publicado en el Times, en la que se cuenta que un tipo ha volado por los aires cuando le explotó una bomba casera en las manos. Su cartera voló, pero entera, y dentro no había ningún documento de identificación así que no se sabe quién es. Lo que sí había era un papelito con el nombre y número de teléfono de nuestro narrador, hecho que hace que el FBI vaya a visitarle y él se vea obligado a contarnos su historia y la de su amigo Ben Sachs, que según él es el fallecido. Él niega imaginar de quién se trata, y hasta ahí todo bien, o muy bien.
      Luego transcurren páginas y más páginas donde el narrador nos cuenta que va a escribir zumbando su vida y la de Sachs, y poco a poco se va despegando hasta que llega un momento donde (para mi gusto, ojo) la historia se le va de las manos. Mientras el narrador y Sachs tienen más o menos una parcela de su vida en común, todo está bien. Cuando Sachs desaparece de la vista del narrador, poco a poco éste se va convirtiendo en un narrador en tercera, omnisciente. Poco más o menos en un dios que todo lo sabe y todo lo ve. Y todo gradualmente ya que cortar, cambiar de capítulo y empezar con un narrador en tercera cuando ya llevas el libro por la mitad... era inviable.
      Pero claro, el lector (en éste caso, yo) alucina y no comprende qué ha pasado, qué ha sido del amigo que contaba la historia y que ahora aparentemente ha desaparecido y ha sido sustituido por un narrador invisible y omnisciente que lo sabe todo sobre la vida de Sachs. Yo seguí leyendo por ver cómo lo salvaba, cómo lo solucionaba... Y el apaño no me convenció.
      Ojo, SPOILER en rojo:

Cuando por fin el narrador vuelve a ser el amigo y está finalizando su narración sobre la vida de Sachs, Auster nos informa explícitamente en la penúltima página sobre el giro que tomará la historia con la última visita del FBI. Crea una falsa expectación con una frase, palabras textuales de la traducción, "...para dejar constancia de cómo encontraron la solución, para anotar la última sorpresa, el último giro que pone fin a la historia". Y resulta que la resolución que narra en la última página no es tal, en realidad nada encaja ni es ninguna prueba absolutamente determinante de lo que ha sucedido, a menos que nuestro narrador confiese algo. Lo que sí es una prueba determinante es que el narrador confiesa, y dice textualmente "Ahora que ya ha muerto ya no importa ¿verdad?".
Tampoco importaba cuando empezó la narración, puesto que ya había muerto.
¿Entonces? ¿Qué sentido tenía escribirla para que lo supiera el mundo, pero no el FBI? ¿Qué más daba escribirla en ocho semanas que contarla en un interrogatorio?

      En fin. Que no.

      Total, que por recomendación de mi amigo CCB voy a leer "El palacio de la luna" como último intento, pero me temo que Paul Auster no me va. Quizá sí "Smoke" y "Blue in the face" porque el director es otro tipo (Wayne Wang). No lo sé. "El cuento de Navidad de Auggie Wren" me parece muy buen relato y está muy pensado y bien escrito, eso sí. Pero "Leviatán" no me ha gustado, qué le vamos a hacer. Mi opinión a día de hoy es que Auster suele partir de una imagen potente, de una buena idea y buen inicio... y luego se desinfla por el camino. Sí me ha gustado la idea que flota por toda la novela de que no existen las casualidades y que todo está y queda conectado de alguna manera. Eso sí, pero me pregunto yo si es suficiente.

1 amiguetes que comentan.:

  1. L.P dijo...

    María, gracias por el spolier XDXD
    A mí "El libro de las ilusiones" la verdad es que no me ilusionó. Tengo "La casa de la luna" ahí en la estantería de espera... igual me animo o mejor espero a ver qué te parece porque tengo ahora mismo 3 o 4 empezados. Ah, me ha dicho un amigo que le gusta mucho Millás y Bonilla que el libro que le compramos a Landero en la feria del libro está genial.

    Ojú cómo me enrrollo, maremía.

    bss
    L;)

De todo un poco:

11M 11S A dos metros bajo tierra Abril Rojo Ácido sulfúrico Adrián Lastra alambre Albert Camus Álex de la Iglesia Alta Fidelidad Amélie Nothomb Amor Amy Adams Amy Winehouse Annette Bening Antonio de la Torre Ardiente secreto Arrós Covat Balada triste de trompeta Basado en hechos reales Begginers Beirut Belén Esteban Best-seller Bestiario Billy Idol C3p-WEBO Cajón desastre Cerezos en flor Chirbes Christian Bale cine argentino Cisne negro Cómic Concursos Conversaciones con mi jardinero Crazy Heart cumpleaños Daniel Sánchez Arévalo Darren Aronofsky David O. Russell David Safier David Trueba Dejad de quererme DEP Derrumbe Desorden moral destino dibujines Diseño divagar editorial Península ejercicios El año del desierto El corazón de las tinieblas El corrector El cuarteto de Alejandría El discurso del rey El extranjero El gran Lebowski El hombre de al lado El rey pescador Elvira Lindo En el estanque dorado ensayo esculturas Estupor y temblores Eudora Welty Eventos Ewan McGregor Fahrenheit 451 Fatih Akin Félix Fdez. de Castro Feos atractivos Gabriel García Márquez Gastón Duprat Gerard Depardieu Giorgos Lanthimos Gorazde Zona Protegida Gritar Guerra Bosnia Hachi-ko Hellblazer Hermanos Coen Historias de hospital Hotel Almirante Ian McEwan Iciar Bollaín ilusión J.M.Coetzee James Gray Japón Jaume Balagueró Javier Gurruchaga Javier Tomeo Jay Smith Jean Becker Jeff Bridges Joaquín Phoenix Joe Sacco John Cleese John Cusack John Irving José Luis Cuerda José Saramago Joseph Conrad Juan José Millás Juanjo Sáez Julianne Moore Julio Cortázar Ken Loach Kevin Kline kindle La noche boca arriba La ofensa Lars Von Trier Las alas de la vida Laura y Julio Lawrence Durrell Le Corbusier Les Luthiers Lisa Cholodenko Literatura Lo bueno si breve 2 veces bueno Lo que me queda por vivir Los chicos están bien Los enemigos Luis Tosar magia Maldito karma Margaret Atwood Mariano Cohn Mario Vargas Llosa Mark Ruffalo Mark Wahlberg Marta Rivera de la Cruz Martin Provost Más allá de la vida Melissa Leo Meryl Streep Michael Palin Microrrelato Midnight in Paris Miguel Gallardo Miguel Roig Mis tardes con Margueritte Monty Python Mostar Murakami Música Nabokov Nantes Natalie Portman Neil Gaiman Neologismos Ni de Eva ni de Adán Nick Hornby no sucedió Nobel Nouvelle Vague novela Ohran Pamuk Óscar Wilde Óscars 2011 Pà negre Paolo Giordano pastel de puerros Pastoral americana Paul Auster Pedro Mairal Películas Philip Roth Primos Próxima estación Pudor Que veinte años no es nada Quim Gutiérrez Raúl Arévalo Ray Bradbury realismo mágico REC Recetas recomendaciones Relatos retratos Ricardo Menéndez Salmón Roberto Bolaño robótica Rojo y negro Salvatierra Santiago Roncagliolo Sarajevo Scott Cooper series Seu Jorge Situación hipotética Sophie's choice stands Star Wars Stefan Zweig Stendhal Stephen Frears Stephen King También la lluvia Tan cerca de la vida Terry Gilliam The artist The descendents The fighter The help The Rip Tide tontunas Trabajo Truman Capote versiones vídeos Vincent Cassel Winter's Bone Woody Allen Yolande Moreau

^.^